Can Bassa es una antigua masía del siglo XIV  rehabilitada con mucho encanto, en el bonito pueblo de Madremanya, en el Baix Empordá. 

Si estas buscando una habitación de hotel con encanto, tenemos tres habitaciones ideales para escapadas románticas.

Si buscas una casa rural para alquilar, tenemos cinco casas perfectas para vacaciones en familia, con niños, o con amigos.

Tanto las casas como las habitaciones tienen unas  preciosas vistas al campo, y una piscina en el jardín donde se respira paz y tranquilidad.

Y si quieres hacer cicloturismo, tenemos las bicicletas preparadas para ti. Madremanya y sus  alrededores son perfectos para un buen paseo en bicicleta. Te esperamos!

Reserva online

Un oasis de tranquilidad y relax

Can Bassa es un lugar especial. Ideal para recargar las pilas!

Xavier Roca (Barcelona)